lunes, 20 de marzo de 2017

Breath

 Si queda un segundo de amor en tus ojos, para que no se pierda guárdalo en un aparte, cúbrelo de hojas secas y espera a que regrese el tiempo de cosecha.

Haz un hueco a la luz. Vuelve con ella.

La vida, mientras tanto, como un teatro de ensueño tachonado de estrellas, las mismas que nos vieron mientras compartíamos las horas que tuvimos para darnos.

Quién sabe adónde llevan los caminos, cuando pones un pie detrás de otro, y dejas de luchar. Y ya no buscas.

Sino sólo respiras.

Y recuerdas.

Respiras. Y recuerdas.

Respiras.

Recuerdas.

Respiras.

Respiras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada