viernes, 21 de abril de 2017

Porque lo dice Emma Watson

 Lo difícil para que el cambio ocurra es que, por cada doce personas comprometidas, conscientes, tenemos otros doscientos treinta millones pisando los arriates. Y así, chicas, está crudo. Lo que ahora se estila llamar “patriarcado” es una empresa sostenida sobre todo por mujeres (a base de connivencia, omisión y/o pereza). Me refiero a ese constructo social o imperativo biológico de la feminidad entendida como “jijí jajá, toca mis tetas de goma". Es como un grano en el culo y nos está haciendo daño. A todos. No se puede querer ser Madonna y envidiar en secreto a Blake Lively. Que es lo que hacéis (casi) todas. O gastar... ¿cuánto?, en imagen personal, y esperar que se os mire de otro modo sólo porque sí, porque lo dice Emma Watson en la ONU. Cómo exigir del mundo un respeto que no os tenéis de puertas para dentro. La penosa verdad, y para verlo basta con salir a la calle, es que la inmensa mayoría de vosotras se quiere menos, pero bastante menos, que una mierda. Y de eso hay demasiados que saben sacar provecho...

 Así estáis. Así estamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario