martes, 11 de julio de 2017

Cartas De Las Lectoras (3)


Hola, Carlos (si es que te llamas Carlos, que yo no lo creo) Ni te digo de donde soy por ahora. Voy a ir al grano, mira. Dame una sola razón para pensar que seas más que un loquillo con talento. Yo no se de qué vas y mira le di vueltas. No te pillo, eh! Al principio fue curiosidad, me pasaron tu pagina no recuerdo quien, y si quieres que te diga la verdad de entrada pensé qué estabas muy colgado, un loco asi sin más. Pero te lei más y después vi que decías cosas inteligentes, que me gustaban incluso. Eras hasta gracioso. Y lo eres. Tiene [sic] que ir a un sicologo, lo sabes, no? ¡O a lo mejor tengo que ir yo por escribirte! :) :) :) No te mando mi foto ni cosas raras de las que tu quieres, cochino. Ganatelas antes. Escríbeme algo de lo tuyo con ese estilo. Sabes que a veces me pongo un poco caliente y otras no, cuando te pones muy salvaje, que me gusta menos. Si te portas bien, hay foto. Pero otro día, sí? Antes quiero mi carta cuando me contestes. Y si me gusta hay premio. Puedo ser muy muy peligrosa con los hombre [sic].. Te animas?

Alexandra D.D.

-------

Hola, erotísima Alexandra. Sí que me llamo Carlos, te lo juro. Carlos, que rima con látigo, nalgada, desgarrón, beso negro y escúpeme en la boca. Ya me llamas cochino, ¡tan pronto!, y aún no te he pedido que hagas nada. Empezamos muy bien. Esto me encanta. Las mujeres como tú son como yeguas finas, gazapos inocentes que abren mucho los ojos cuando las estrenas en esto o lo otro... Llegan altivas, mirándote a los ojos como quien está segura de lo suyo, convencidas de que serán capaces de darte una lección y luego... se les corre la pose y el rímel, al segundo... En mis manos tú serías una especie de vestal primitiva y doliente, doncella fulanoide que me suplica a gritos que la vista de fiesta y la saque a hacer pis al arbusto de enfrente. No, Alexandra, mi vida, chiquitísima inocente. Nada de dar lecciones al maestro. Cuando sintieras dentro mi (tremenda y poderosa, encabritada) verga iba a pasar contigo lo que pasa con todas... ¿y qué pasa con todas? Confunden el amor con....

Gracias por tu carta (la primera de muchas, espero).

Te mando un beso largo, como todo lo mío.

Carlos Bonino

Recuerda que puedes seguir enviando tus cartas a:

delitosifaltas@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario