viernes, 14 de julio de 2017

La herida que empezaste


Tu vientre está
pletórico de estrellas,
colmado de futuro 
-junto a otro-;
descanso sobre el blando,
cierro los ojos, sueño,
y eres tú quien dibuja
las formas, todavía,
desgastado el recuerdo
pero fija, indeleble,
no te me acabas nunca,
no te cierras
y apagas,
sino gritas
más alto,
sajas la cicatriz
-rastro de tu sevicia-,
besas la misma
herida que empezaste
y sonríes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario