miércoles, 9 de agosto de 2017

El Principio Femenino


 Con Jana, en el Antico:

- También te digo que me agobia- empieza-, me refiero a esa sensación de estar obligada a ser progre a toda costa, ¿me entiendes? A mí me gusta gustar, tengo un problema con eso. Y es que cualquier mujer, vamos a ver, Carlos... ¡no somos hombres y no queremos serlo! Últimamente se han desatado tanto las cosas... casi no nos da tiempo a ser lo que queremos, a asumir todos esos cambios y el grado de exigencia cada vez es mayor... En el fondo el feminismo es un código más, otro conjunto de normas y más normas de mierda y yo no estoy segura de querer acatarlo. Si al final se trata de ser libre, entonces deberíamos dejar a la mujer tranquila, en paz consigo misma y echar a la basura todas esas consignas sobre cómo debería comportarse... Es todo muy corsé. Quiero vestir como se viste una mujer, como se ha vestido siempre, y me importan un carajo todos esas historias sobre el conflicto de roles, el rosa y el azul y su putísima madre. A mí me encanta enseñarme, qué le vamos a ser. Me gusta mostrar mi cuerpo, sentirme deseada. Y si eso atenta contra algo, así sea lo más santo... que se vayan a la mierda. Por no hablar de la cama. Yo no voy a fingir, Carlos. Me vuelve loca hacer lo que me manden. Sentir que me dominan, que me pueden. Yo me visto de puta, de azafata y de chacha, si hace falta. Y que no venga ninguna de esas hippies del coño a dar consejos. Y me gusta pintarme. Y comprar ropa. Y ser un poco frívola, también. Me encanta flirtear y hacerme la inocente. Jugar a que me busquen y me encuentren. ¿Y sabes otra cosa, aunque le duela a algunas? Una parte de mí lo necesita. No se trata de falta de autoestima, es que estoy hecha así. A veces tengo la impresión de que no podría vivir sin la atención de los hombres, sin su admiración, si quieres verlo de ese modo. Sé que me miran al pasar, que me recuerdan y quiero que lo hagan. Eso me da... me da... ¡sensación de sentido! Ay, si me oyeran las jodidas feministas... Oye, que yo soy muy de izquierdas y lo que tú quieras, pero me dan por culo los discursos...

- Amén. ¿Nos vamos a la cama? Por pasar a la práctica, digo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario