martes, 1 de agosto de 2017

Nido de plumas y canciones


 Mi salvaje capitana del desastre, con esos ojos tuyos tan de vuelta de todo... quiero bailar contigo hasta que caiga el cielo como un telón de espuma y duelan los talones y haya que remontarse al sofá más cercano donde juntar las manos y las almas en un tándem de carne y tiempo muerto... quiero contigo todo y a pesar de, con nada más que el cuerpo como un arma de fuego y los besos y el aire que respiras, una cohorte de espasmos y el silencio final que habla sin cifras, pesos ni medidas... Eres como un dolor que viene a despertarme, me llenas vaciándome de espinas, me mueves hacia el centro y hacia fuera, calándome hasta el alma con un frío de abandono, siento tu piel como la superficie de una luna ilustrada, como un ala de pájaro que sueña, y me llevo las manos a los ojos y me lloran y pierden los zapatos, se quedan a vivir entre tus muslos, como si fuera cierto que hay un nido de plumas y canciones al otro lado de tu carne nueva...   

No hay comentarios:

Publicar un comentario